Ayer sentí mucha ansiedad y en lugar de sentir, resistí ¿qué pasó después?

Quiero contarte qué paso ayer y cómo lo estoy llevando.

Ayer sentí mucha ansiedad. Todo comenzó por la mañana, comencé a sentir mi estómago comprimido, mis manos nerviosas, claras señales de ansiedad en mí, decidí en ese momento hacer una pequeña pausa, respirar, caminar por mi casa y 3 minutos después volví a mi escritorio de trabajo.

Pasó un rato y llegó la hora de comer. No fue hasta terminar de comer que me di cuenta que había comido con prisa, sin disfrutar, otra señal clara de que estoy experimentando ansiedad, pero no le di mucha importancia, seguí con mi día.

Por la tarde mi ansiedad ya no daba mensajes discretos, las señales eran claras. Tenía una prisa extraña por todo, hacía con prisa, hablaba con prisa y sin escuchar, mis manos se movían nerviosas, no podía quedarme quieta, iba de una pantalla a otra. José, mi pareja me lo hizo notar y dije “voy a respirar”. Tomé unas respiraciones profundas y quise seguir. Cené con prisa, con esta energía de “qué sigue, que sigue” hasta que decidí irme a dormir.

Hoy desperté con más claridad, tuve todo el día de ayer para sentarme con mi ansiedad y ver qué pasaba, pero yo decidí no hacerlo, estuve resistiendo todas las señales queriéndolas evitar, taparlas con pequeños ejercicios en lugar de abrazarlas y darles su espacio.

Así que hoy al despertar puse manos a la obra, hice yoga para sentir esa energía en mi, ver donde estaba, cómo se movía y hacerla consciente. Después me senté en mi zafu, cerré los ojos, respiré profundo y le pregunté: querida ansiedad ¿para qué estás aquí? ¿qué mensajes vienes a compartir?

Fue ahí, cuando me rendí de manera activa, que un gran peso de mis hombros se soltó, pude hacer las pases con lo que sentía y escuchar el mensaje.

Lección aprendida: cuando sienta alguna emoción, resistir o querer hacer como que no pasa nada no funciona, es importante hacer el espacio para sentir y escuchar a mis emociones.

Te comparto esto con dos fines: #1 Está bien no tenerlo todo claro y resuelto, hasta las maestras en meditación sentimos ansiedad intensa y a veces no respondemos de forma consciente, y #2 resistir lo que sientes no es la respuesta, escucha a tus emociones, están aquí para ti. Las vas a tener que escuchar en algún momento, permite que ese momento sea ahora.

Si buscas ejercicios para escuchar tus emociones aquí algunas prácticas:

Espero te ayuden a transitar tus emociones de una manera amable, escuchando el mensaje que tienen para ti.

Bonito jueves,

Namaste, Mar.

 

PD. En junio abriré espacio para uno de mis webinars favoritos: “10 herramientas de Mindfulness que te enseñarán a disfrutar al máximo el momento presente, sin tener siquiera que sentarte a meditar“.

4 días y horarios distintos:

  • Martes 15 de junio a las 9 am México
  • Jueves 18 de junio a las 6 pm México
  • Sábado 19 de junio a las 9 am México
  • Miércoles 23 de junio a las 6 pm México

La clase es gratuita pero el cupo es limitado así que aparta tu lugar en la fecha y hora que más te acomode aquí: https://my.demio.com/ref/AuMYSGPVsmDrNU7b